Estrategia Prevention & Reaction – Parte II

Introducción

En el capitulo anterior vimos en qué se basaba la estrategia de Prevention & Reaction y cómo la aplicábamos en tiempo de RC. En esta segunda parte vamos a ver qué es el tiempo de producción y qué herramientas de calidad utilizamos para poder aplicar la estrategia Prevention & Reaction.

Tiempo de Producción

production time

Denominamos tiempo de producción al estado en que la release ha llegado a desplegarse en los entornos de producción. El software ya se encuentra disponible para que los usuarios lo utilicen, por lo que los errores que hayamos dejado pasar en tiempo de RC serán detectables por los usuarios. Las herramientas de calidad que actúan en tiempo de producción nos ayudarán a prevenir esta situación.

Prevención en tiempo de Producción

Prevention in production time
Las herramientas de prevención en tiempo de producción tratan de obtener información del estado y de las acciones de los usuarios y así poder utilizarlas en tiempo de RC. La información que obtengamos del entorno de producción nos servirá para adelantarnos a problemas aún no descubiertos por los usuarios, así como servirnos de datos para nuestras pruebas previas.

La información principal que obtendremos de producción es la siguiente:

  1. Trazas de errores: Lo que nos permitirá detectar bugs antes de que los usuarios sean conscientes, o proveernos de información para solucionar los fallos.
  2. Acciones de usuario: Hay ocasiones en las que los usuarios realizan acciones que no son contempladas por el equipo QA; con esta información podremos obtener mapas de calor de acciones y ajustar y mejorar nuestros casos de prueba.
  3. Datos de entrada: Obtener datos de entrada reales para nuestras pruebas puede ayudarnos a aumentar de alguna forma nuestra cobertura.

 

Como se puede observar, las herramientas que se plantean intentan obtener información para ayudar a las fases anteriores de la estrategia y así minimizar el riesgo de inserción de bugs en RCs futuras.

Reacción en tiempo de Producción

reaction in production
Cuando el software se encuentra en producción es probable que el usuario reporte bugs o, en el peor de los casos, que sea necesario tratar un fallo bloqueante que requiera de un hotfix. Las estrategias en tiempo de producción intentan manejar estas situaciones.

Bien es cierto que el tratamiento de bugs y el protocolo de actuación frente a la necesidad de realizar un hotfix es muy personal a la empresa, pero  lo que aquí intento mostrar es una estrategia básica del tratamiento de un caso de hotfix.

Aparte de las dos etapas clave de desarrollo de la solución y posterior fase de pruebas por parte del equipo de QA, es muy importante recabar la información necesaria para alimentar la heurística del sistema de predicción de bugs del que hablamos en el capítulo anterior, así como para hacer análisis y retrospectivas.

Conclusiones y adelanto

El capítulo aporta puntos bastante importantes en cuanto a las estrategias que seguimos en el tiempo de producción. Cuando la aplicación se encuentra en producción, los usuarios se toparán con los errores a no ser que podamos prevenirlos mediante la información que vamos obteniendo a lo largo del proceso.

Debemos disponer de un protocolo para tratar los errores bloqueantes: el protocolo debe ser lo suficientemente eficaz para que el impacto, tanto para el usuario como para el negocio, sea mínimo. Esto se traduce en un protocolo que nos aporte garantías en cuanto a la validez de la solución, así como rapidez en el desarrollo de la misma. Estos errores nos deben ser de ayuda para prevenir errores futuros.

La mayor fuerza estratégica de Prevention & Reaction la encontramos en tiempo de RC, ya que un error en producción es una muestra de que la estrategia no se está aplicando correctamente. No obstante, no debemos darle menos importancia al tiempo en producción ya que nos aporta una gran información con la que podremos mejorar nuestras pruebas.

En el próximo y último capitulo veremos como aplicar la estrategia mediante grupos de trabajo.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *